¿Cuánto puedes permitirte pagar?

Revisa tu Plan de Gastos y usa las fórmulas siguientes para ayudarte a evaluar tu situación financiera.


Una buena regla general es que el gasto en vivienda no debe costar más del 32% de tu salario bruto, o ingreso bruto. (Tu salario bruto es la cantidad total de tu cheque de salario antes de pagar impuestos y otras deducciones).
Recuerda que además del alquiler mensual, puedes tener que pagar algunas o todas las facturas de los servicios básicos. Muchos propietarios también requieren que los inquilinos entreguen un depósito de garantía. (Si el inquilino daña la propiedad o deja el alquiler sin pagar, el propietario puede usar estos fondos para cubrir lo que el inquilino le debe).
Haz clic en el botón Siguiente para probar lo que has aprendido sobre los términos de un contrato de alquiler.
Piensa en asegurar el contenido de la vivienda alquilada. Si bien eres inquilino y no eres dueño de tu apartamento, este seguro puede cubrir tus costos si tus pertenencias personales son dañadas o robadas.
Considera tus alternativas Tu propia vivienda ¿Cuánto puedes permitirte pagar? Un contrato de alquiler que te resulte aceptable