Protégete con seguros

Los seguros pueden protegerte contra grandes gastos que no estarías en condiciones de pagar. Haz clic en cada punto para aprender lo básico.


Key Points

Terminología básica de seguros

Cuando tú compras un seguro, recibes una póliza de seguro, es decir, un documento que detalla exactamente cuáles elementos están cubiertos y cuáles no. Los elementos cubiertos se llaman tus beneficios. La cantidad que pagas por el seguro se llama la prima. Cuando tienes costos y envías las cuentas a tu compañía de seguros, esto se llama presentar un reclamo.

Quién paga qué

Cuanto tú presentas un reclamo, normalmente tu compañía de seguros sólo paga una parte de tus costos. La parte de un reclamo que tú tienes que pagar antes de que la compañía cubra el resto se llama el deducible; la cantidad que pagas por cada cuenta médica se llama el copago.

Cómo influye el deducible sobre la prima

Normalmente, cuanto más alto sea el deducible, más barata será la prima del seguro. Por eso, una buena estrategia es comprar una póliza con el máximo deducible que podrías pagar cómodamente si tuvieras que hacerlo. Esto reducirá el costo de tu póliza.

¿Conviene “ahorrar” en el seguro médico?

Si eres joven y tienes buena salud, quizá te sientas tentado a “ahorrar dinero” no comprando un seguro de salud. Pero con los altos costos de la atención médica en la actualidad, apostar a que vas a mantenerte sano es una estrategia que puede tener consecuencias financieras graves. Una enfermedad grave tiene el potencial de arruinarte financieramente, a ti y a tu familia. Ten en cuenta que cuanto más joven y sano estés cuando compres una póliza de seguro, probablemente te costará menos.

Beneficios del seguro de vida

Cualesquiera que sean las circunstancias familiares o tu edad, debes considerar tener un seguro de vida. Si bien su objetivo fundamental es aliviar la carga financiera de una muerte inesperada, puede ser una herramienta eficaz para la protección de bienes y para la acumulación de riqueza. Algunos tipos de seguro de vida se pueden usar como fuente de ingresos para la jubilación o para financiar la educación de los hijos. Haz clic en la Biblioteca para ver un artículo sobre seguros de vida, y consulta a un profesional para aprender más.

Antes de comprar

Averigua siempre la “calificación de solvencia financiera” de la compañía de seguros. Esta calificación es una medida de su solidez financiera y de la capacidad que tienen para atender los reclamos de sus clientes. La calificación más alta es AAA, seguida de AA. Evita las compañías que no tengan una calificación de por lo menos “A”. Puedes investigar estas calificaciones en la web con compañías como AM Best, Moody’s y Standard & Poor’s. Las aseguradoras de mejor reputación reciben consistentemente altas calificaciones de todas estas compañías.

¿Cuánta cobertura necesitas?

Consulta a los profesionales de seguros para determinar cuánta cobertura necesitas, y qué tipos de cobertura. Una regla general para la administración financiera inteligente es no asegurar nunca algo que no puedas pagar por tu cuenta.

Tu puntuación de crédito podría influir en lo que las compañías de seguro te cobran por primas. Para más información, consulta el tema Todo sobre el crédito.
Información legal . Para más información sobre seguros, haz clic en Biblioteca. Haz clic en el botón Siguiente para continuar.
¿Qué es la acumulación de riqueza? La pirámide para acumular riqueza Los tres pilares de la acumulación de riqueza Ser propietario: beneficios y realidades ¿Estás listo? Planificación para la jubilación: ¡Empieza pronto! La regla del 4% Protégete con seguros El panorama completo: Tu plan financiero