Seguridad en el hogar y en Internet

Algunas de estas recomendaciones son inteligentes y otras no tanto. Usa el ratón para arrastrar cada idea al punto correcto.


Tritura los documentos financieros viejos e innecesarios.
No envíes datos financieros personales por correo electrónico.
Usa una tarjeta de crédito con un límite bajo para todas tus compras por Internet.
Inmediatamente después de hacer una transacción en la Web, cierra el programa navegador lo antes posible.
Cuando no uses tu computadora, apágala en lugar de dejarla en el modo de “dormir”.
Actualiza regularmente tu programa cortafuegos, protección contra virus y spyware.
Nunca hagas clic en enlaces de correos electrónicos de fuentes que no conoces.
Guarda las ofertas de tarjetas crédito que recibas por correo durante un año.
Deja la información financiera, tarjetas de crédito y cheques sobre tu escritorio.
Usa una tarjeta de crédito diferente para cada compra en Internet.
Esa es una idea inteligente.
Enviar
¡Tienes razón! Continuar
Inténtalo de nuevo. Continuar
Para maximizar la seguridad de las transacciones en la Web, usa una versión reciente de tu programa de navegación. Las direcciones Web que empiezan por “https” y las páginas Web que tienen el símbolo del candado en la esquina inferior derecha son las más seguras.
Para ver más recomendaciones sobre la seguridad financiera, haz clic en Biblioteca. Haz clic en el botón Siguiente para probar tus conocimientos.
¡Ten cuidado! Seguridad en el hogar y en Internet Escenario: Un mensaje urgente de correo electrónico