Cómo utilizar un cajero automático (ATM)

Tu tarjeta ATM o tarjeta de débito te permitirá acceder a tu cuenta en un cajero automático. Haz clic en cada paso para aprender lo básico..


Cliente usando un cajero automático

Key Points

1. Solicita una tarjeta ATM o de débito.

Cuando tú abres una cuenta de cheques, tu banco probablemente te ofrezca la oportunidad de solicitar una tarjeta ATM y/o de débito. Ambas son formas seguras y convenientes de obtener dinero en efectivo, hacer depósitos y transferir fondos. Un símbolo de Visa® o MasterCard® en tu tarjeta de débito significa que puedes usarla para hacer compras en los lugares donde se aceptan tarjetas de débito. Tal vez puedas usar tu tarjeta ATM para hacer compras si el comerciante usa una de las mismas redes electrónicas de ATM que se detallan en el reverso de tu tarjeta.

2. Crea un número PIN.

Para usar tu tarjeta en un cajero automático, debes introducir un Número de Identificación Personal (“Personal Identification Number” o “PIN” por sus siglas en inglés), una combinación secreta de números o letras que tú creas. Tu número PIN es como una contraseña secreta. Si alguien conoce tu número PIN, podría retirar dinero de tu cuenta... ¡por eso, nunca compartas tu número PIN con nadie! Si lo compartes, puedes ser considerado responsable del dinero que pierdas. Por eso, para mantener seguro tu dinero, ¡mantén tu PIN secreto!

3. Mantente alerta y atento.

Debido a que la mayoría de los cajeros automáticos entregan dinero y muchos aceptan depósitos, te conviene mantenerte alerta y estar consciente de los alrededores dondequiera o cuandoquiera que utilices un cajero automático. Para ver una lista completa de recomendaciones de seguridad para cajeros automáticos, haz clic en la Biblioteca.

4. Sigue las instrucciones en pantalla.

No todos los cajeros automáticos funcionan exactamente de la misma manera, pero todos tienen un diseño fácil de usar. Simplemente sigue las instrucciones que aparecen en la pantalla del cajero automático que estés usando.

5. Ten cuidado con los cargos.

Tu tarjeta ATM o de débito funciona en las máquinas operadas por tu propio banco sin cargo o por un cargo muy pequeño. También puede funcionar en los cajeros operados por otras instituciones financieras. Esta flexibilidad es muy útil, pero ten cuidado con los cargos que podrían cobrarte tanto tu banco como el propietario del cajero automático que usas.

6. Conoce tu saldo disponible.

Asegúrate de tener suficiente dinero para cubrir tus retiros y cheques. Recuerda que cuando haces un retiro con tu tarjeta ATM o tarjeta de débito, el dinero será retirado de tu cuenta de cheques. Cuando giras un cheque pueden pasar varios días antes de que los fondos sean retirados de tu cuenta o el cheque puede procesarse el mismo día. También recuerda que cuando depositas un cheque, los fondos pueden estar disponibles para tu uso el día laboral siguiente o más tarde, dependiendo de la política de disponibilidad de fondos de tu banco.

7. Registra tus transacciones.

Acostúmbrate a escribir de inmediato en tu libreta de registros las transacciones hechas en cajeros automáticos y las compras que has hecho con tu tarjeta ATM o de débito. Una vez al mes, compara las cantidades que figuran en los recibos con las de tu estado de cuenta para verificar que coincidan.

Si tu tarjeta ATM o de débito se pierde o te la roban, ponte en contacto inmediatamente con tu banco. Haz clic en el botón Siguiente para practicar tus habilidades en el cajero automático.
¡Tú puedes lograrlo! Cómo abrir una cuenta de ahorros o de cheques Cómo llenar una hoja de depósito Las partes de un cheque Cómo escribir un cheque Cómo endosar un cheque Las partes de una tarjeta de débito Cómo utilizar un cajero automático (ATM) Practica tus habilidades en el cajero automático