Cómo elegir la tarjeta que más le conviene.

Este ejemplo muestra cómo ahorrar dinero en intereses.


Sin duda le conviene obtener una tarjeta de crédito que tenga una tasa de interés baja y pagar totalmente su saldo lo más rápidamente posible. ¿Por qué? Cada mes, la compañía de la tarjeta de crédito le enviará una cuenta, o estado de cuenta, indicando la cantidad que ha pedido prestada. Si usted paga totalmente la compra indicada en su primer estado de cuenta de la tarjeta, no paga intereses y, además, tendrá disponible de nuevo todo su límite de crédito. Por otro lado, si decide pagar la compra a lo largo del tiempo, le van a cobrar intereses sobre el saldo pendiente cada mes, es decir, sobre la cantidad que todavía debe. ¡Con los intereses, la cantidad total que acaba gastando puede ser bastante más alta! Por eso, siempre conviene obtener una tarjeta de crédito que tenga la tasa de interés más baja posible. Compare los siguientes dos ejemplos. En ambos casos, los clientes usaron una tarjeta de crédito para comprar una computadora que cuesta $500. Observe cómo la diferencia entre las tasas de interés y la rapidez con que pagaron la deuda influye en el total que cada cliente ha pagado en intereses.
A la hora de comparar tarjetas de crédito, preste atención a la Tasa Porcentual Anual (“Annual Percentage Rate” o “APR” por sus siglas en inglés). La tasa APR es una medida utilizada que toma en cuenta la tasa de interés, el plazo y los cargos para ilustrar el costo total del crédito, expresado como una tasa anual. Cuanto más baja sea la tasa APR, más bajo será el costo total de pedir prestado.
Los conceptos básicos sobre tarjetas de crédito Cómo elegir la tarjeta que más le conviene. Uso responsable de las tarjetas de crédito. Cómo leer su estado de cuenta de la tarjeta de crédito. Seguridad de las tarjetas de crédito.