Consejos para comprar un vehículo inteligentemente

Hay formas de lograr que la compra de un vehículo le resulte más fácil a usted y a su bolsillo. Antes de comprar o arrendar un vehículo nuevo o usado, haga clic en estos consejos para aprender más.


Lista de puntos para la compra de un vehículo

Compare ofertas para obtener un préstamo

Si decide obtener un préstamo para comprar un automóvil, debe cotizar ofertas. De hecho, le conviene cotizar préstamos antes de cotizar su vehículo. Investigue distintas fuentes de financiación, incluidos los bancos. Algunos concesionarios automotores también ofrecen financiación. Compare las tasas de interés que ofrecen. Infórmese de cuál sería su pago mensual por diferentes cantidades prestadas. Piense en solicitar la preaprobación de su préstamo. Si el préstamo está preaprobado, eso quiere decir que usted puede buscar un vehículo en su gama de precios con la confianza de que le darán el préstamo que necesita. La tasa de interés más baja podría no ser el mejor negocio. Para aprender más sobre este y otros aspectos de los préstamos, vea el tema Cómo usar el crédito de una manera ventajosa.

Investigación anticipada

Tenga en cuenta el tipo de vehículo que se adapte a sus necesidades de transporte. Considere los antecedentes de seguridad, el rendimiento de gasolina y los costos de mantenimiento y de seguros. Utilice la web, las revistas de información al consumidor, las revistas de automóviles y otras publicaciones para investigar las posibilidades de compra. Observe las calificaciones y evaluaciones hechas por profesionales de la industria automotriz y las pruebas de carretera, particularmente las realizadas a lo largo de miles de millas para evaluar el rendimiento de combustible, la durabilidad y las cuestiones de mantenimiento. Investigue los antecedentes de seguridad. Reduzca sus opciones a unos pocos vehículos específicos. Consulte a su agente de seguros para comparar el costo de asegurar cada uno de esos vehículos. Basándose en su investigación, compare los costos totales de cada vehículo que esté considerando. ¿Se adapta esa cantidad a su presupuesto?

Dónde comprar

Actualmente, cada vez más gente compra vehículos en Internet, y hay muchos sitios útiles en Internet. Aunque use Internet, le conviene visitar a los concesionarios locales, si es posible. Esto le dará la oportunidad de ver los vehículos en persona, de conducirlos, de hacer preguntas y de evaluar los departamentos de repuestos y de servicios. Dependiendo del lugar donde viva, su concesionario local podría no ofrecerle el mejor precio. Los concesionarios alejados de las grandes ciudades tienen gastos fijos más bajos y pueden permitirse ofrecer mayores descuentos. Algunos concesionarios han adoptado una política de “precio único” para los vehículos nuevos, lo cual quiere decir que todo vehículo se ofrece a un precio fijo, sin negociación posible entre el concesionario y el cliente. Si bien con este sistema la transacción puede ser más rápida y sencilla, tenga en cuenta que el precio que usted paga podría ser más alto que si negociara.

Elija el vehículo

Al comparar ofertas, sea flexible en lo que se refiere a marca, modelo, año y color. Quizá encuentre un vehículo que le gusta más y/o que sea mejor negocio. Reduzca sus opciones. Decida las características específicas como el color y las opciones que desea. No se olvide de tener en cuenta el valor de reventa. Si en algún momento quiere vender el vehículo, le conviene que el color y las opciones sean atractivos para los posibles compradores. Investigue la factura del concesionario para el vehículo que le interesa. Esto le dará una idea del nivel de descuento que el concesionario puede ofrecerle. Tenga cuidado con las opciones extra que el concesionario podría ofrecerle, como el recubrimiento especial de la parte inferior, protección de la tela y sellador de pintura. Con frecuencia son añadiduras innecesarias cuyo precio es bastante excesivo. Si va a comprar un vehículo usado, señale al vendedor los defectos o problemas del vehículo. Antes de aceptar comprarlo, hágalo inspeccionar por un mecánico certificado.

Planifique su estrategia de compra

Piense en comprar durante períodos de temporada baja de ventas, por ejemplo a fines de diciembre y a finales del verano y principios del otoño. Sea paciente y persistente a la hora de comprar. Evite estar más ansioso por comprar de lo que el vendedor está por vender. Determine su precio máximo, una cifra que le parece justa para el vehículo, con pagos mensuales que estén a su alcance. Para empezar las negociaciones, concéntrese en el precio del vehículo, no en los pagos, el seguro, un cambio por otro vehículo que usted entregaría o elementos extra. Evite ser la primera persona en mencionar un precio específico. Lo ideal es empezar su negociación por lo menos un 20% por debajo de lo que está dispuesto a pagar. Recuerde que el concesionario tiene que tener una ganancia, y probablemente le haga una contraoferta más alta. Usted debe saber cuánto dinero tiene “en la mano”. Si tiene los fondos para extender un cheque por una suma grande en el momento de la compra, probablemente el vendedor preste atención a eso y le sea más fácil negociar el precio.

Recomendaciones para negociar

Prepárese para emplear como mínimo unas horas en la negociación. No pierda la tranquilidad. No discuta. Sea firme pero educado. Esta actitud demostrará al vendedor que usted es una persona a quien no se puede intimidar, apresurar, presionar u obligar a tomar una decisión creando pánico. No deje que el vendedor sepa exactamente qué está pensando con usted. Si usted muestra demasiado entusiasmo por un vehículo específico, es menos probable que obtenga el mejor precio. No revele el precio máximo que está dispuesto a pagar o qué pago mensual puede pagar. Si el vendedor lo presiona, simplemente sonría amablemente y diga algo como: “Esa es mi oferta. Agradezco el tiempo y el esfuerzo que me ha dedicado, pero ése es el límite de mi presupuesto”. Tenga cuidado con los concesionarios que traen a otro vendedor o gerente a la negociación con el fin de cansarlo a usted. Llegue a un acuerdo con el vendedor original o váyase sin comprar. Siempre tiene que estar listo para irse... lentamente. Es probable que el vendedor haga un último intento de encontrar un precio en el que ambos puedan ponerse de acuerdo. Si se va, hágalo sin enojo. Aunque no compre hoy, podría volver más adelante.

Antes de firmar un contrato

Revise cuidadosamente el contrato. Asegúrese de que refleja todo lo que se acordó. Tenga cuidado con las cosas extra innecesarias o de precio excesivo que el vendedor puede tratar de añadir. No se descuide hasta salir del concesionario. ¡No pague por lo que llaman “dealer prep” o “preparación del vehículo para la venta”! Eso ya lo ha pagado el fabricante. Piénselo bien antes de aceptar una garantía extendida. Algunos concesionarios pueden dar a entender que los bancos requieren una protección extra de garantía para los plazos de financiación más largos, pero eso podría no ser cierto. Quizá usted no necesite ese tipo de garantía, o puede obtener un mejor acuerdo más adelante. Debe estar preparado para cancelar el negocio. Si algo no le parece normal, o tiene una “corazonada” de que su compra será un error: ¡váyase! Recuerde que siempre puede encontrar otro vehículo. Nunca firme un contrato que tenga espacios en blanco. Obtenga inmediatamente una copia del contrato.

Para ver más recomendaciones acerca de las compras, haga clic en Biblioteca. Haga clic en el botón Siguiente para continuar.
El desafío de comprar un automóvil Vivir sin automóvil: Los pros y los contras ¿Cuánto puede permitirse pagar? Arriendo o leasing: Ventajas y desventajas Depreciación ¿Nuevo o usado? Consejos para comprar un vehículo inteligentemente Información básica sobre seguros de automóviles ¿Cuál es la mejor decisión ?